Importancia clínica y autodidactismo de propedéutica y semiología médica
El buen clínico adquiere, desarrolla y depura hábitos adecuados para atender a los enfermos, observa con cuidado; domina a través de un largo entrenamiento de interrogación y exploración física, utiliza de manera simultánea el “tercer oído” que permite captar los mensajes no verbales, aquellos que, a través de la gestualidad, el cuerpo y sus partes, incluidas las vísceras mismas, sirven como medio de expresión de los sentimientos y las emociones.
Read more »