Este programa de entrenamiento para estimular y rehabilitar el lenguaje, representa un texto dedicado al análisis del manejo y tratamiento de personas con deterioros en la comunicación. En él se puede encontrar una revisión teórica sobre algunos conceptos relevantes generales sobre el lenguaje y el trastorno afásico, además, se hace una revisión de diversas clasificaciones de las afasias y se mencionan algunas estrategias de rehabilitación. Incluye una gran variedad de ejercicios para un adecuado tratamiento. Se proponen actividades que pueden hacerse fuera del contexto terapéutico en guías prácticas y fáciles de seguir tanto para la familia, como para el paciente.

Cuenta con cuestionarios y tablas donde se pueden vaciar los datos de los resultados que se vayan obteniendo en el contexto terapéutico para tener índices objetivos y confiables del manejo y control del paciente.

El Lenguaje humano es un sistema de notable complejidad. Conocer la organización cerebral del lenguaje es una tarea que por más de un siglo nos ha preocupado. Este proceso cognitivo es una manifestación única y sumamente compleja. Aunque existen grandes hallazgos encontrados gracias a las nuevas disciplinas que estudian el lenguaje, aún sabemos que se trata de un proceso no comprendido en su totalidad.

El lenguaje es la actividad simbólica de la representación del mundo más específicamente humana, es el proceso cognitivo que nos diferencia del resto de los animales de otras especies. En un sentido más profundo y simbólico, el lenguaje es un espejo de la mente y producto de la inteligencia humana.

Para la comunicación con los demás, el lenguaje es indispensable y está estrechamente relacionado con la forma en que pensamos acerca del mundo y acerca del cómo lo comprendemos: existe un nexo muy importante entre el pensamiento y el lenguaje. Dentro de las alteraciones que más afectan e incapacitan al ser humano se encuentran aquellas que lo aíslan de su entorno, impidiendo su vida de relación. Sobretodo cuando se trata de la pérdida de la función cognoscitiva más elevada y diferenciada que es el lenguaje, alterándose tanto la expresión como la comprensión. De tal manera, que el paciente va a tener la consecuencias en el área laboral, académica y/o social. Los problemas de lenguaje no se limitan a la senectud y la adultez, sino que también se hacen evidentes en la adolescencia así como en las diversas etapas infantiles.

Más Información
Categoría Psicología
Especialidad Neuropsicología
Escriba Su Propia Opinión
Está opinando sobre:¿Problemas de lenguaje?